jueves, 25 de agosto de 2011

REGLAS DE ORO PARA PERSONAS BIPOLARES


REGLAS DE ORO PARA
LAS PERSONAS BIPOLARES

• No trasnocharse
• No tomar alcohol ni drogas
• No tomar ningún medicamento que no sea avalado por su médico inclusive los llamados “naturales”.
• No tomar: Ibuprofeno, Ginseng…
• NO tomar bebidas obscuras (refrescos de cola, te negro, café, nestea…)
• Dormir por lo menos 8 horas y no más de 9
• Caminar por las mañanas
• No tomar ansiolíticos ni medicamentos para dietas.



6 comentarios:

Anónimo dijo...

Es cierto que la
Bipolaridad no es una adicciòn, pero en estado de mania, gran parte de Bipolares les ha llevado a que contraigan una adicciòn, tales como alcohol, drogas y sexo.. que son las mas comunes.

El programa de Bipolares Anònimos, auque no forma parte de Alcoholicos Anònimos toma los 12 pasos y las 12 tradiciones. Adaptados al problema de Bipolaridad.

Estos pasos y tradiciones son Espirituales, es por eso que son aptos para todos.
No es necesario ser adicto... Estos pasos han ayudado a mucha gente en el mundo que los han seguido, inclusive a familiares y parejas de personas bipolares.

La meditaciòn u oraciòn, es algo universal. No es solo para los adictos, es para todo aquel que quiera aquietar su mente, y tener un contacto con si mismo, con su interior y con su poder superior.

Anónimo dijo...

Mirando hacia atrás me doy cuenta que no he tenido que renunciar a tantas cosas en mi vida a causa del trastorno bipolar. Aunque dejé mi profesión hace tiempo, no lo hice en el momento en que más sufría o los síntomas interrumpían mi vida, trabajo incluido. Muchas de las razones por las que sufrí de insatisfacción tenían que ver con él y mi incapacidad para adaptarme a un trabajo demasiado rutinario para mi. El problema no era tan sencillo de resolver porque no veía una alternativa clara. Teniendo en cuenta que la mayoría de las posibilidades para un ingeniero incluían una rutina laboral no muy diferente a la que tuve durante más de una década, el cambio tenía que ser bastante radical.

Renunciar no es tan fácil porque hay que vencer muchos miedos. El miedo al vacío de no saber qué hacer con tu vida puede ser el peor. El miedo a volver a equivocarme o a fracasar en la elección no me afectó a pesar de que no era la primera vez que intentaba buscar una salida sin éxito. De lo que más me alegro es de no haber dejado de intentarlo porque me hubiera perdido lo que he vivido en los últimos años. Sea cual sea tu situación no dejarse vencer es una de las claves. Si no tienes lo que necesitas, la búsqueda te permitirá llegar hasta alcanzarlo. Si lo que necesitas y no tienes está dentro de ti, no te queda otro remedio que cambiar hasta atesorarlo. Lo que más me sorprende precisamente son los cambios tan llamativos que me han transformado de la cabeza a los pies. Algunos, como consecuencia de la mayor desgracia de mi vida. Otros, nunca hubieran sido posibles si no hubiera cambiado de entorno. De no haber comenzado a desarrollar todas las actividades en torno al trastorno bipolar que ocupan gran parte de mi vida seguiría siendo el hombre que siempre fui. Bastante introvertido, con un entorno social reducido, demasiado reflexivo, y con tendencia a la inacción durante años.

Mi conclusión es que si no te conoces lo suficientemente bien o estás en el lugar equivocado, no resulta tan sencillo reconocer a lo que tienes que renunciar para empezar a respirar otra vez. Sin la ayuda de mi psicóloga nunca hubiera logrado descubrir la primera parte. No es tan raro tener un concepto equivocado de uno mismo, incluso las personas que no sufren muchas veces se ven muy diferentes a como les ven los demás. Tampoco es tan raro estar en el entorno equivocado o con la compañía inadecuada durante demasiado tiempo sin reaccionar. No se puede elegir y decir sí, antes de renunciar y decir no. Decir no, no es tan fácil. Elegir a qué decir sí y acertar tampoco lo es. Creo que haber logrado ambas cosas al mismo tiempo constituye uno de los motivos más importantes por el cuál me encuentro tan bien después de haberme sentido tan mal.

Anónimo dijo...

Hola, esto que me ha tocado! , que no lo esperaba, como nadie lo espera..."un hijo bipolar", un hijo que ha sido diagnosticado como bipolar II, a los 20 años. Ahora tiene 23 y ha sido muy duro, yo siento que tengo otro hijo, que el que tenia ya no esta nunca más, y cuando me hago consciente de esto lloro como loca, no lo puedo aceptar.
Lo primero que quiero hacer al entrar a este grupo es contarles, desahogarme ya que estoy muy angustiada. Mi niño fué brillante, era lo mejor , lindo, buenísimo, sensible,admirado, excelente estudiante,ayudaba a todos sus compañeros, era muy querido, cuando salio del colegio fue mejor compañero , mejor alumno etc...entro a estudiar a la mejor Universidad, y al 3º año tuvo que suspender absolutamente deprimido, estuvo todo ese año en casa, fué muy triste, muy desgastador. En esos días ocurrió lo peor: ....muy triste, muy terrible...
Año siguiente intento 2º carrera universitaria, se retiro antes de terminar el año.
Ahora estudia 3º carrera que se supone que es lo que siempre le apasiono, pero no lo veo feliz, lamentablemente el esta lejos, en otra ciudad, yo no lo puedo cuidar, hablo por teléfono y me doy cuenta si esta mal o bien. Esta en tto siquiatrico y farmacológico con antidepresivo y estabilizador de animo.
Muy introvertido, no le gusta compartir nada, y ademas yo me doy cuenta que se aisla muchisimo, ya no veo su facebook con actividad, no recibe llamadas telefónicas (reviso estado de cuenta cel)y hace muy pocas. Esta obeso, y no quiere hacer nada al respecto. Siento que esta perdiendo su juventud, siento muchas cosas que me angustian, mi mayor deseo: PODER AYUDARLE, pero como? si el encuentra que soy una entrometida, dramática y que contarme algo es peor que nada. Necesito ayuda , que me orienten mas acerca de como ayudarle...que pasa con estos paciente si no quieren recibir ayuda?, que pasa cuando no la piden?....como voy a dejar que se hunda? Alomejor hay alguien con experiencia que pueda compartir conmigo sus vivencias.
Ahora recién estoy dándome cuenta que el siquiatra que lo atiende ya no nos sirve, solo lo atiende él, nunca ha querido enviarlo a sicologo, nunca a dicho que la familia también necesita apoyo sicoterapeutico , en fin tendré que buscar otro, eso ya lo tengo claro, eso sí....hay que ver si mi hijo quiere cambiar siquiatra, al que ve muy poco, ya que como les contaba estudia en otra ciudad y el doctor esta acá . Dios mio!... de verdad estoy desesperada, llena de dolor , de miedo.

Un abrazo. Madrebip.


madrebip@yahoo.es

Anónimo dijo...

Entiendo perfectamente tu problema, lo primero es respirar hondo y calmarte, no podemos vivir la vida del otro, si bien es cierto es tu hijo, te duele más que a tu propia vida, mira está en los planes de Dios, es decir que no te angusties porque Dios tiene el control de esta situación. Yo te aconsejo primero, como dicen en los vuelos, atienda primero sus necesidades para ayudar al niño. En tu caso, debes, por experiencia entregar tu corazón a Cristo, él es nuestro unico y suficiente Salvador, murió en la cruz por todas las enfermedades, si bien es cierto nos falta tal vez fe o es un designio de Dios esta enfermedad como muchas para acercarnos a él, ya que la gente se olvida que fuimos creados para tener una amistad con Dios. Yo tengo con este tb muchisimos años, y hace dos tomo estabilizadores. Tu hijo está gordo por varias razones: 1.- la medicación que le están dando causa esos efectos en algunas personas, no todos los organismos son iguales, 2.- Come por ansiedad lo que hace suponer que no esta medicandose para ese problema. 3.- Respecto al quemimportismo y depresión, hay un problema porque el antidepresivo o no funciona ni el estabilizador así que de acuerdo, debe cambiar de psiquiatra. Hay medicamentos que si bien tienen sus efectos, son mejores. No quiere ayuda, ORA, ORA Y ORA, y verás como te responde Dios. Amiga es durisimo, yo tengo 48 años de edad. Tambien esta enfermedad baja autoestima, da inseguridad, y la capacidad de antes como que aminora. Yo tambien era brillante, publique libros, premios como la mejor alumna, la gente se asombra hoy porque no estoy casi en nada, pero no estoy TUMBADA, Consejos: No debe estar expuesto a estrés, no lo presiones, demuestrale afecto fisico y emocional, no debe vivir solo, no le tengas lástima, si lo amas, has un esfuerzo grande hablale como si nada ocurriera, sin angustiarte y mostrar que estas de su lado, esta enfermedad es así. Psicoterapia si necesita, lo malo es que cuesta. Yo no la hago, mis padres, Dios, en ellos hago terapia, converso de mis problemas. Mija ayudalo, viaja donde esta un fin de semana, dile que esto pasará, porque es una crisis fuerte. pregúntale si quisiera reunirse con otras personas y compartir experiencias. Yo por este medio les he dicho a los que escriben de esta enfermedad, que podriamos formar un grupo, pero la mayoria creo que se averguenza, creo que se sienten mal porque no quieren ser descubiertos, PERO YA ES HORA, no lo vamos a divulgar a todo el mundo, se trata de apoyarnos. Dice la palabra de Dios: "no temas ni desmayes porque yo tu Dios estoy contigo" "esfuerzate y se valiente". Por favor escribeme a mi correo: gracicegomez@hotmail.com

Anónimo dijo...

ESTIMADA SEÑORA

YO SOY BIPOLAR, SOY MADRE DE DOS NIÑOS UNO DE 12 Y UNA DE 6, ASI QUE TAMBIEN LA PUEDO ENTENDER COMO MAMA, LE COMENTO QUE ESTA ENFERMEDAD ES TERRIBLE, UNO SUFRE MUCHO PORQUE POR MAS QUE LE PONES GANAS A VECES TE VENCE Y NO SOLO TE HACES DAÑO TU SINO AL RESTO DE PERSONAS QUE AMAS.

LE COMENTO QUE EL TRATAMIENTO FARMACOLOGICO CON EL PSIQUIATRA ES IMPORTANTE PERO NO SIRVE DE NADA SINO VA ACOMPAÑADO DE TERAPIA PSICOLOGICA, Y PRECISAMENTE ESTO ES LO DURO, PUES HAY QUE SER CONSTANTE Y ESTE ES UNO DE LOS PUNTOS FLACOS DE PERSONAS COMO NOSOTROS.

DELE MUCHO CARIÑO PERO NO LO COMPADEZCA. PIDALE MUCHO A DIOS, PARA EL NO HAY IMPOSIBLES.

ADEMAS ESTA BIEN QUE BUSQUE AYUDA UD. TAMBIEN PUES ESTA ENFERMEDAD ES DE FAMILIA.

Anónimo dijo...

. COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
EN LA CONDUCCION DIARIA

Cada señalización luminosa es un acto de conciencia

Ejemplo:

Ceder el paso a un peatón.

Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

Poner un intermitente

Cada vez que cedes el paso a un peatón

o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


Atentamente:
Joaquin Gorreta 55 años